Adolescencia

Esta es otra etapa más:infancia, niñez, ..también esta será posible superar. Hay que tener en cuenta que es una época de intensos cambios, y por tanto es lógico que sea difícil para el adolescente. Se suele tener una imagen negativa de ellos, pero son a menudo comprometidos, idealistas, valoran lo justo y lo injusto,...Aunque es una época de conflictos también es el camino para hacerse adultos responsables y maduros. Cada persona tiene su propio ritmo para este desarrollo. Por un lado los cambios físicos, pero por otro los cambios en la forma de relacionarse con los padres. Comienzan a dar más importancia a los amigos, y buscan entrar en relación con ellos. A veces buscan una forma particular de vestir, van probando, también van percibiendo que difieren de los demás chicos, buscan su lugar. Lo que a veces se tacha de rebeldía en realidad es que buscan su independencia, y comienzan a alejarse delos padres, curiosamente más del progenitor con quien mantenían una relación más estrecha. discuten, pasan menos tiempo. Comienzan a pensar de un modo más abstracto, y comienzan a tener sus propios criterios, dejan de dar la razón en todo. Es un buen momento para que los padres piensen en cuanto espacio dejan a su hijo, y saber si son controladores. Les permite diferir, ser ellos mismos.... Para los padres es importante: Formarse, buscar modos adecuados de actuar. Recordar los conflictos de la propia adolescencia, muy rápido, lento,....era causa de angustia. Son los altibajos que producen enfrentarse a algo deseado pero nuevo. Dar la oportunidad de poder hablar de los cambios: sexualidad, menstruación,.... cuando el hijo quiera vestirse de modo llamativo quizá sea mejor pensárselo antes de enfrentarse a él por algo circunstancial. Y dejar las diferencias para temas importantes: tabaco, alcohol, drogas, tatuajes permanentes,.... Es posible que esté molesto por las expectativas que hay sobre él. Pero también necesitan saber que sus padres se preocupan de temas importantes como sus notas, comportamiento en la casa,...Si las expectativas son realistas el adolescente tratará de cumplirlas, si son excesivas puede sentirse desamparado. Es importante conocer a los amigos y a sus padres, se pueden ayudar entre los adultos a crear un clima adecuado. Algunas señales de alarma •aumento o pérdida excesiva de peso •problemas de sueño •cambios rápidos y drásticos en su personalidad •cambio repentino de amigos •faltar a clase continuamente •sacar peores notas •hablar o, incluso, bromear sobre el suicidio •indicios de que fuma, bebe alcohol o consume drogas •problemas con la ley Busque ayuda si aparecen Pero también es importante que le de confianza y respete su intimidad: teléfono, conversaciones,. El hijo debe de saber que confía en él. Trasmítale esa actitud de que confía. Todo esto supone una época de cambios, poco a poco se irá estabilizando ya como una persona responsable, más madura.

Oscar Espín Milikua
Psicólogo en Bilbao