Cómo afrontar las discusiones de modo asertivo

Hay diferentes modos de mantener de modo asertivo una discusión:

Mantener el mismo argumento repitiéndolo una y otra vez.

Se le puede dar la razón a la otra persona, diciéndole que tiene razón "en parte".

Se puede dejar la conversación para otro momento en que se tenga más controlada la situación.

Priorizar, expresar que el discutir no lleva a ningún lado, que no tiene tanta importancia como para crear una mala situación.

No entrar en la discusión pero transmitiendo que no se desentiende de la persona.

Se le otorga consideración a la otra persona, y se le cuestiona: "¿Cómo te parece que se podría cambiar?"

Oscar Espín Milikua
Psicólogo