La vida social en la segunda infancia

En su necesidad de afirmar su personalidad aparece la desobediencia, los caprichos. En el mismo período, al estar integrado en ámbitos sociales descubren que el mundo no se pliega a sus deseos., tomo consciencia de los "otros".

A partir de los tres años empieza a tener más en cuenta a los otros en los juegos, le explica, no para colaborar, más bien para reforzar su conducta.

Aprende conductas sociales a través de la IMITACIÓN DEL ADULTO. También son importantes los hermanos mayores. Esto le genera seguridad interna y posibilita que vara generando habilidades de autoncontrol, que pondrá en juego en la relación con los otros.

El ingreso en la escuela es un acontecimiento de primera magnitud, haste ese momento el niño se creía el centro del mundo. Además las normas son más rigurosas que en el hogar. Hay otros niños con las mismas demandas que él, tiene que ceder,..Puede aparecer conductas distintas en casa caprichoso y dócil en el colegio,....A veces, puede intentar mantener en el colegio los mismos privilegios que en casa, el profesor no lo permite, y quizá haya rabietas, llantos, conductas desadaptativas,...tiene que ir adaptándose, a veces en unpulso que mantiene con el entorno escolar. el profesor con su actitud de extinguir ( no hacer caso) y no con normas claras irá consiguiendo que se adapte poco a poco.

Comienzan las rivalidades, uno quiere el juguete del otro,..irán desarrollando habilidades de auto-control, de renunciar a conseguir lo que quieren a cualquier precio, de respetar. Es una forma de aprender "las reglas del juego"

Es importante en esta etapa:

Crear unos hábitos de autonomía: Acostarse y levantarse a la misma hora, sentarse adecuadamente, saber estar en la mesa, saber vestirse,....

Potenciar la educación sensorial: La educación de la inteligencia empieza por los sentidos. En el niños se da sincretismo mental, percibe como un todo. Hay que ayudar a percibir con detalle. Asociar la asimilación a través de los sentidos, con la motricidad, gesticulación,...

Educar la imaginación: le gustan las historias extraordinarias, inventa personajes, esto le ayuda a elaborar sus emociones, ... que a través de la fantasía puede vivirlas "como si..". Es lo que hace en sus juegos. precisamente esto es lo que le ayudará a percibir lo real.

Educar el caracter: Debe estar rodeado de cariño pero debe evitarse el exceso mimos. Debe haber unas normas claras que encuadren su conducta. Adecuadas, justas, normas que le ayuden a adecuarse al mundo.

Educar en valores: Son los puntos cardinales de la persona. Es un período magnífico para empezar a sembrar valores que posteriormente irán entendiendo su sentido.

Oscar Espín Milikua
Psicólogo en Bilbao