Psicologia de la mentira: Clasificación

Podemos distinguir:

Las pseudomentiras: Que no son mentiras sino productos de la imaginación de los niños.

Las mentiras patológicas: sin una ventaja aparente, habitualmente unidas a un problema psicológico

Las mentiras sociales: Centradas en las relaciones del niño con su entorno. Las más habituales

Compensadoras: intentan ganar un elogio

Fantásticas: No es mentir. El niño intenta escapar de su realidad.

Para llamar la atención: No sopontan la indiferencia

De exageración: A veces es imitación de los padres

De convención:  También usadas por los adultos, los niños les imitan para desviar sus responsabilidad.

Utilitaria: Obtener ventaja o evitar una molestia.

Antagonistas: para no hacer ciertas cosas que se le piden.

Vengativas: Ante padres autoritarios, para enfadarles, y no les importa ser castigados.


Defensivas: Si viven con demasiadas normas y reglas que provocan muchos castigos: mienten para evitarlos.

Imaginativas: A veces los padres mienten para crear situaciones "divertidas" los niños les imitan.

 

Oscar Espín Milikua
Psicólogo en Bilbao