Reconquistar el amor

Al comienzo de una relación nos envargan una serie de afectos que nos hacen felices, es enorme el deseo de estar con nuestra pareja. Los motivos muchos de ellos inconscientes a la hora de elegir una pareja nos conducen hacia esa persona. Pero, una pasada la primera etapa, la relación va cambiando, nuestra forma de verlo varía, y a veces, surgen dificultades importantes. Entonces hay que plantearse estrategias y actitudes para mantener la calidad de la relación que deseamos.

La sensación de que la atracción se ha ido apagando nos lleva hacia determinados pensamientos: ¿Le seguiré queriendo? ¿Estoy por costumbre acomodación o por amor? A veces, cada uno se enfrasca en su propia rutina y se distancia del otro, ciertas sensaciones de abandono agucidizan el malestar y aminoran la esperanza y la motivación. Es muy significativo cuando una pareja pierde la capacidad de comunicarse, de hacer saber lo que se necesita, lo que se espera del otro,...

Entonces surgen preguntas: ¿cómo hemos llegado a esto?

A veces la relación y los conflictos vividos en las familias de origen impiden ver con claridad a la persona que ahora está compartiendo la vida y que es diferente de las familias de origen. Cada cual puede ensayar nuevas actitudes que no tuvo en la infancia y juventud. Se puede ver a la pareja tal y como es con sus cualidades y limitaciones.

Algunas decepciones dejan su lastre, mantener idealizacines pueden dificultar enormemente acepartar a quien está al lado tal y como es. Y quizá con los años se acaba reproduciendo esquemas de los padres que nunca fueron deseados.

Para recuperar la parejea hay que recuperar los sentimientos personales y después pensar en que es lo que le está alejando a la pareja. El alejamiento se produce por la cantidad de sentimientos negativos que no se han podido expesar. La rivalidad, la rabia aparecen cuando se piensa que es el otro quien no nos comprende. Se alejan porque hay algún rasg del otro que molesta y que no se dice.

La relación siempre fustra porque avanza en la medida de las posibilidades y no por el camino que habíamos soñado, se distancian porque se teme hablar y surjan muchos sentimientos que no se pueden manejar, pero quizá después sea la oportunidad para que aparezcan nuevos sentimientos.

Entonces es importante plantearse reconquistar la pareja. Dedicarle un tiempo y una atención específicos, hay que elegir, la energía es limitada.

Pensar en dedicar más tiempo y atención a la pareja. Fomentar cosas en común.

Hablar sin reproches de los sentimientos de cada uno.

Pensar en lo que gustaría que fuera la vida en común y esforzarse para lograrlo.

Hacer nuevos proyectos. La pareje no se hace sola. Es importante realizar un esfuerzo para cuidarla.

Oscar Espín Milikua
Psicólogo en Bilbao