Vencer la timidez

La timidez no tiene por qué ser un problema, es natural necesitr un tiempo para sentirse cómodo en determinados entornos. Sin embargo, algunas personas padecen una dificultad importante para desplegar sus capacidades y sentirse cómodas, o ser tan sociables como les gustaría ser.

Empieza poco a poco con gente conocida: Trata de soltarte, hacer preguntas triviales, hablar con personas con quien te sientas más c´modo, así poco a poco ir avanzando hasta personas con quien tengas menos confianza.

Piensa en formas de romper el hielo: Presentarte, hacer un cumplido, alguna broma,....puede ayudar a comenzar una conversación

Ensaya lo que vas a decir: Y luego no te preocupes si no son perfectas, no te juzgues con rigidez, y sé expontaneamente. Sientete orgulloso de haberlo intentado y ten la seguridad de poco a poco saldrá mejor.

Date una oportunidad: Busca entornos en donde puedas relacionartte. Si notas que te juzgas con dureza, imagina como juzgas a un amigo y comprobarás que no sueles ser tan duro con é- Trátate como tratarías a un buen amigo.

Desarrolla la asertividad: Ser tímido no es ser miedoso. Pero ensaya la forma de defender tus criterios, expresar lo que necesitas o dejar claro cuando alguien hierre tus sentimientos.

Ante todo sé tu mismo, prueba a desenvolverte según tu propio estilo, y muestralo a los demás. Eso es lo que atrae a la gente, y la mejor forma de hacer amistades.

Oscar Espín Milikua
Psicólogo en Bilbao