Mejorar el tratamiento de la anorexia severa

En un estudio  realizado en las Universidades de Sidney, Londres y Chicago llegaro a la conclusión de que el tratamiento de los pacientes con anorexia nerviosa severa mejora con una ligera modificación de los objetivos terapeuticos.

Las personas con anorexia nerviosa persistente y severa se caracterizan por la dificultad de responder adecuadamente al tratamiento convencional. Y la desnutrición continua que les afecta les provoca diferentes niveles de discapadidad, así como dificultades para mantener el puesto de trabajo, y la realización de actividades de la  vida diaria. También suelen presentar daños neurocognitivos, complicacones cardíacas y hepáticas, así como osteoporosis, es el trastorno mental con mayor índice de mortalidad.

En el estudio realizado con pacientes de larga duración se analizaron los efectos de cambiar la presentación de la prioridad de los objetivos del tratamiento en la intervención. Si bien habitualmente en el tratamiento en estos casos suelen centrarse  en la recuperación del peso corporal, los investigadores propusieron poner menos énfasis en el aumento de peso, e insistir más en el estilo y calidad de vida de los pacientes, reducir el malestar de los estados de ánimo y mejorar la integración social.

Se evidención que los cambios en la prioridad de la intervención mejoraron la eficacia de los tratamientos, llegando a constatarse incluso un aumento de masa corporal del 4%.

Se llegó a la conclusión de que estos cambios favorecían el compromiso terapeutico de los adolescentes con anorexia severa, disminuía el abandono escolar,  mejoraba la calidad de vida, subrtayándose la importancia del enfoque psicosocial.

Oscar Espín Milikua
Psicólogo en Bilbao